Toldo retráctil

Un toldo retráctil, de brazos o proyectante: es excelente idea para crear sombra en terrazas, jardines, patios, albercas y espacios abiertos en general donde no deseamos una instalación complicada con postes y/o travesaños; pues permiten crear un área de sombra muy grande y agradable para disfrutar del exterior sin las complicaciones de los rayos del sol. Se instalan a cierta altura para no interrumpir la vista ni el libre paso pues están soportados al techo o pared y no al piso.

Cuando no están en uso se retraen para protegerlos de la lluvia y viento y así prolongar su vida. Su operación es manual o motorizada. Todos sus componentes están diseñados para soportar los rigores del ambiente exterior.

Productos de diseño europeo: ofrecemos una amplia variedad de telas y colores con las últimas tendencias de decoración. Son muy resistentes al sol, poseen tratamientos que repelen la humedad y la formación de hongos evitando la decoloración y agregando vida útil a la tela.

Poseen la opción de incorporar sensores de lluvia o de viento para contraerse automáticamente cuando las condiciones ambientales puedan poner en riesgo al toldo. Podemos fabricar toldos retráctiles de hasta 14 metros de ancho por 4 metros de proyección. Un toldo es capaz de bloquear hasta un 99.9% los rayos UV del sol.